EL VIRUS DE LA ENERGÍA SEXUAL

Quería hablar del VIRUS DE LA ENERGÍA SEXUAL. El virus de la energía sexual es el equivalente a la mente fornicadora de la que hablaban los curas o a la mente concupiscente de la que hablaba Aristóteles.Lo que sucede es que ahora se habla en códigos espirituales NEW AGE porque si hablas de mente fornicadora en vez de del VIRUS DE LA ENERGÍA SEXUAL, te ganas el desprecio de todo el mundo.
Lo que sucede es que el sexo a perdido su dimensión sagrada y se ha convertido en un negocio. Antiguamente cuando la mujer era decente se la consideraba una diosa y el hombre que era responsable y se había hecho un camino en la vida, era un dios. Y ese es el principio de la hagiogamia o matrimonio sagrado, una persona que vale mucho se une a otra que vale mucho. Un hombre que tiene un alto concepto de su mujer se une a su mujer que tiene un alto concepto de él y finalmente hacen el amor dos dioses...por desgracia el proceso ahora se ha invertido y un hombre que tiene el concepto de que las mujeres son demonios se une con una mujer que tiene el concepto de que los hombres son demonios y establecen una unión que puede producir morbo y alta satisfacción sexual pero que finalmente producirá dolor, es por ello que las uniones modernas no se mantienen y todo el mundo va saltando de cama en cama gozando sexualmente pero sintiéndose vacío al final, se entiende mejor con un poco de humor: "El sexo sin amor es una experiencia vacía, pero cómo experiencia vacía es la mejor que conozco" (Woody Allen)
Es pasado de la hagiogamia a la daimongamia.
A finales de los años noventa, mantuve una conversación con la madre de una amiga mía, una géminis, que me indicó cuál era el problema que había en ese momento con las mujeres, con el libertinaje que se estaba viviendo en España y en todo el mundo, fue una conversación muy enriquecedora:
"El problema que hay ahora, José Ángel, es que las mujeres se han perdido el respeto a ellas mismas. Ese es el problema, José Ángel. Se van acostando por ahí con el primero que pillan y no se sienten unas zorras porque hacer eso es lo normal... y por eso estáis todos los chicos locos...porque el chico guapo que liga está loco porque sabe que se puede acostar con la que quiera, que hoy está con una y mañana está con otra y no pasa nada...y el chico feo que no liga sabe de sobra que la chica que le está rechazando se está acostando hoy con uno y mañana con otro y dentro de una semana con otro...y que tampoco pasa nada...Así que tanto si ligáis cómo si no ligáis, los chicos de ahora estáis todos locos...y la culpa es de las mujeres que se han perdido el respeto a ellas mismas...yo soy de otra generación...¿Entiendes José Ángel? Yo soy de cuando las mujeres éramos decentes..."
Esta conversación es de finales de los años noventa, a fecha de hoy el nivel de zorrería de las mujeres es tan alto que un amigo mío sencillamente lo denomina de "prostitución encubierta"...Es decir...ya no hay amor, ya no hay sentimientos...todo es por sexo y todo es por interés...y al final los códigos pueden llegar a ser "Yo te doy sexo y tú cuidas de mis hijos pequeños..."
Pero también el nivel de hijoputez de los hombres es tan alto que cuando demuestras buenos sentimientos a una mujer desde el primer momento, ésta se piensa que es una estrategia, que estás mintiendo y que la vas a estafar emocionalmente o incluso económicamente... y que no eres tan bueno porque ya no quedan hombres buenos.
Es una barbaridad lo que está pasando, porque cuando llegas a tener una relación sabes que la fulana que te hace caso ha estado con doscientos y que es lo normal y se te supone que tú has estado con doscientas y que es lo normal y al final se establecen acuerdos pero el amor no existe, sólo una especie de camaradería y unos códigos que no son los del Amor Incondicional...sino unos códigos llevados por el interés..."alojamiento por sexo" "cuidado de mis hijos por sexo" o sencillamente "dinero por sexo"
La mujer siempre ha sido reducida a un instrumento, a un instrumento de placer sexual o a un instrumento de reproducción sexual. La función de la mujer es dar placer sexual y traer hijos al mundo, es una idea atávica. Una vez que la mujer ha renunciado a su función de ser madre sólo le queda jugar su rol de instrumento sexual...¿Qué sucede cuando envejece y ya no es deseada? Posiblemente se va a quedar sola. Antes los hijos hacían compañía, ahora no hay hijos...Así que la mujer intenta asegurarse un colchón económico con el que poder pasar sus duros días de vejez y soledad, después de haber sido utilizada cómo instrumento sexual, más o menos de forma voluntaria.
Existen asociaciones y organizaciones dónde estas mujeres que ya no son deseables se organizan para desempeñar una función lúdica y compartir experiencias estéticas. La sensación que me queda en base a mi aguda perspicacia es que en las mujeres hay un recorrido de amor limitado, es decir, una capacidad de entrega limitada que al final se reduce a una etapa de su vida, a una experiencia. Por ejemplo, la mujer que ha estado casada veinte años ya no se va a casar más, porque ya ha estado casada. La mujer que ha estado enamorada ya no se va a enamorar más, porque ya ha estado enamorada. Y la mujer que ha tenido uno o dos hijos, ya no va a tener más porque ya ha tenido hijos. Es decir, para algunas mujeres, en algún momento de su vida, es muy duro--o a lo mejor no tanto--descubir que el amor es una experiencia agotada, el matrimonio una experiencia agotada y la procreación también...¿Qué las queda? Intentar buscarse un colchón económico para, sencillamente, vivir con un poco de dignidad su soledad.
Para mi desgracia es inevitable concluir que una mujer que esté cerca de los cincuenta "ya no da más de sí" y sencillamente quiere que la dejen tranquila y para el sexo se buscará sus apañitos, que antes de las agendas digitales existían las de toda la vida y el papel tarda en pudrirse seiscientos años. Pero todo el mundo tiene hecha ya su vida a partir de los 40 años...¿Qué significa eso? Significa que el que no tiene familia propia a esas edades está solo, porque la gente ya tiene echa su vida...y tú pues puedes ir un día a tomar un café, a hacer la visita o incluso a follar...pero estás solo. Internet tiene un montón de gilipolleces para que no te sientas solo, se llama función interactiva.
Aquí los que no tenemos hijos cuidamos de los de los demás, en justicia de los de la familia de procedencia, la familia raíz. Así que los solteros nos encargamos de los hijos de nuestras hermanas y hermanos casados...y al final acabamos cuidando de los amigos de los sobrinos y cuando su madre viene a buscarlos es una mujer que está sola pero es una mujer que no puede estar más que sola, no tiene sentido que esté con nadie, porque es algo biológico, es algo instintivo...de su hijo debería cuidar su padre y a lo mejor en ocasiones lo hace...pero todo es muy triste.
Y esa mujer que se lleva a su hijo de la mano sabe que en su día fue una SEX-DREAM-MACHINE pero que ahora, antes de experimentar por sí misma que no la quiere nadie prefiere no estar "en el mercado"
¿Ja, qué gracia...! ¿Os habéis dado cuenta de la expresión que utlizamos para dar a entender que estamos disponibles sexualmente y abiertos a una experiencia? Decimos "estar en el mercado" cómo si fuéramos ganado esperando ser sacrificados. Cómo si fuéramos ganado todos. (Todos significa todos y todas)
Viajar solos con una mochila al hombro y ver mundo es una opción...ver mundo no detrás de una pantalla...

 

 

 

Presentado por Intelentzia Summa 11/01/2014 

 


 


Deja tu comentario:
Nombre Web:
Url Web:
Email:
Resultado de esta suma
Quieres suscribirte?

 

Compartir en: